La función de compras

Son muchos los años en que me vi trabajando en un departamento de compras y una de las cuestiones que siempre me llamó la atención es la falta de visibilidad de la importancia que los profesionales de las compras tienen en la consecución de los resultados de la empresa. No solamente se trata de negociar precios y conseguir que los pedidos lleguen en la cantidad, calidad y momento pactados, sino que hay toda una serie de funciones adicionales aparte de las obvias. Voy a repasar de forma breve qué otros cometidos cumplen vuestros compañeros de compras para que la próxima vez que los veáis podáis darles un abrazo y todos vuestros ánimos. Insisto, este no es un listado exhaustivo sino solamente las funciones del departamento de compras que, en base a mi experiencia, suelen pasar más desapercibidas.

 

  1. Agencia de noticias. Además de hacia dentro, el departamento de compras pasa mucho tiempo mirando hacia fuera de la compañía. Esto hace que su papel para detectar tendencias y movimientos del mercado y la competencia sea fundamental. La correcta canalización de esta información resulta vital para aprovecharla y poder coger la próxima ola.

 

  1. Marketing empresarial. Al igual que el departamento comercial, el de compras también “vende”. En sus relaciones con los proveedores, los compradores han de promocionar a nuestra compañía haciendo que otras empresas se interesen por nuestro negocio y hagan inversiones para atender nuestras necesidades a largo plazo.

 

  1. Investigación y Desarrollo. En sus pesquisas toparán con productos y servicios innovadores que, para ser aprovechados en nuestros procesos actuales, requerirán de un largo trabajo conjunto y de intermediación entre los departamentos de I+D propios y externos.

 

  1. Coordinación estratégica. Los planes de crecimiento y expansión de la compañía no son ajenos a los planes de compras. Contrariamente, las vías de abastecimiento deben desarrollarse de forma coordinada y de acuerdo al Plan Estratégico de la Compañía para evitar desbalances entre la demanda y la oferta de determinados productos y servicios que pueden terminar dando al traste con nuestros planes.

 

  1. Disminuir riesgos. En línea con lo anterior, el comprador no se limita a poner el pedido al proveedor más barato y ya. Ojalá fuese tan fácil. Tiene que analizar los riesgos y confeccionar una cartera de proveedores robusta y fiable que le permita aprovechar oportunidades de compra a precios bajos, pero tenga que asumir también precios más altos para aumentar la fiabilidad de su cadena de suministro.

 

  1. Mejora continua. No solamente apretando a sus proveedores en cuestiones de calidad y servicio, el comprador puede tener que empujar procesos internos como el de planificación para poder entregar a la compañía lo que necesita para cubrir sus necesidades, ya que esa es su máxima responsabilidad. Estas decisiones, pueden llevarle incluso a tomar la decisión de fabricar internamente un producto cuya producción esté subcontratada.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
X (Twitter)