¿Qué apostamos?

Ya sea para protegernos de las mentiras de la otra parte o de incertidumbres que puedan cambiar el resultado del acuerdo, en ocasiones resulta conveniente utilizar un contrato de contingencia que deje abiertas determinadas condiciones que nos generen dudas.

Para explicarlo mejor, voy a relatar una anécdota que nos sucedió en una empresa con la que colaboraba. Negociábamos la compra de un equipo para una nueva línea de producción y se anunció una huelga de transportes cuya entrada en vigor era por las mismas fechas en que debería cargarse la máquina en las instalaciones del proveedor.

Si se producía un retraso en la entrega, tendríamos que asumir unos gastos enormes y aplazar el lanzamiento de un nuevo producto cuya publicidad ya estaba contratada para unas fechas concretas. Informamos al proveedor y le propusimos hacer el envío por avión, en lugar de por camión. Ellos, por su lado, alegaban que no había motivo para cambiar de transporte, ya que tendrían el equipo disponible con margen suficiente para entregarnos la mercancía por carretera antes del inicio de la huelga.

Como no nos fiábamos y, con objeto de evitar discusiones estériles, se nos ocurrió un trato; pedirles que enviaran la mercancía por aire y que los gastos extra corrieran a cargo de quien se equivocara. Si ellos tenían el equipo disponible para cargar una semana antes del inicio de la huelga, nosotros asumiríamos el extra del coste del transporte por avión, en caso contrario, lo harían ellos. Eran unos tipos un poco sobrados así que, sin dudarlo, aceptaron la propuesta, pero un par de días más tarde nos llamaron para decirnos que preferían pagar los gastos a medias… ¿Qué nos demostró esto? Que nunca habían creído realmente que llegarían en fecha, ya que, si lo hubieran hecho, no habrían cambiado de opinión tan rápido. Cuando la otra parte toma un compromiso que no tenemos claro que vaya a cumplir, no tenemos por qué aceptar.

En esos casos, podemos hacer un contrato de contingencia para que el resultado del acuerdo no cambie independientemente de la variable puesta en entredicho. En esta ocasión que os cuento, finalmente se demostró que, si no hubiéramos usado el transporte aéreo, el equipo se hubiera quedado bloqueado por la huelga y nuestro proyecto se habría retrasado.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
X (Twitter)