¿Qué te puedo dar? Márquez y HRC

“¿Qué te puedo dar que no me sufras? ¿Qué te puedo dar que no te hundas?”. Así decía el estribillo de una canción de Victor Manuel allá por el año 1988. Quizás a algunos no os suene, pero yo la recuerdo bien porque mi madre tenía este casete y no paraba de sonar en casa. La historia trataba de una mujer que tras haber trabajado toda su vida para dar a su hijo las oportunidades que ella no tuvo, desespera por encontrar algún remedio que lo saque del mal camino. Salvando las distancias, y en japonés en lugar de español, palabras muy similares han debido resonar por los pasillos de HRC y del equipo Repsol Honda en las últimas semanas: “¿Qué te podemos dar Marc?”

¿Se irá Marc Márquez después de una relación de más de 11 años en Honda y 8 títulos mundiales? Aunque puedas pensar que este artículo es más propio de la revista Motociclismo, ¡espera! no es de motos de lo que vengo a hablarte. La razón por la que cito este caso es porque en esta negociación, al igual que en cualquier otra, si se pretende llegar a un acuerdo hay que satisfacer los verdaderos intereses de cada una de las partes. Si las auténticas motivaciones no quedan cubiertas, el acuerdo no llega a producirse o lo hace de manera defectuosa. Entonces, ¿cuáles son las necesidades y motivaciones de Márquez y Honda en esta negociación? ¿Se pueden satisfacer mejor estando juntos o separados? veamos:

18MM € por temporada, según mis fuentes, este es el sueldo del 93. Más del triple que el siguiente piloto mejor pagado de la parrilla. Si toma la decisión de marchar, probablemente tenga que afrontar penalizaciones por rescisión de contrato y reducir significativamente sus emolumentos de cara a las próximas temporadas. Claramente sus motivaciones actuales no están en esta parcela. Por otro lado, desde su vuelta tras la grave lesión sufrida en 2020, ha tenido que lidiar con limitaciones físicas y con una montura que no estaba a la altura. Después de 3 años de “paciencia” con HRC se ha legitimado como un hombre de la casa y, aunque tomara la decisión de marchar, nadie podría reprocharle que lo hiciera. Ha esperado respuestas y no las ha obtenido. Esta es una de las principales bazas de Marc para hacer que el equipo le facilite la salida. Dicho esto, ¿Qué quiere Marc? Garantías de tener una moto competitiva el próximo curso. Un campeón de esta talla solo tiene una motivación: GANAR. ¿Puede dárselo HRC? A pesar de los cambios que estos días se están llevando a cabo en la cúpula de HRC, nada garantiza que se obtengan los resultados esperados. Puede que la reacción desde Japón haya llegado tarde, después que el piloto haya alcanzado un punto (¡o una curva!) de no retorno.

¿Y qué quiere HRC? Me refiero a lo que quiere de verdad. ¿A Márquez? ¿ganar el próximo campeonato? No, ¡Honda quiere vender motos! Todo lo demás es accesorio. Ganar MotoGP es un medio, no un fin. Honda es el fabricante número uno de motocicletas a nivel mundial, seguido muy por detrás de Yamaha. Sin embargo, el actual dominio de Ducati está disparando sus ventas, que llegaron a alcanzar su récord histórico en el primer trimestre de 2023. Para conseguir reducir el gap con la marca boloñesa, HRC tiene que acometer cambios en su estructura técnica y esto puede tardar en reflejarse en los resultados. Este es el verdadero origen de los problemas del Repsol Honda, no si Márquez se queda o se va, cosa que probablemente ocurra.

Siguiendo del lado de los japoneses, el equipo de Hamamutsa tiene un problema añadido al margen del técnico: no hay otro piloto en el mercado como el que está a punto de abandonar sus filas. Su BATNA (Best Alternative To a Negotiated Agreement) es realmente flojo. Cualquier nombre que busquemos sería menos solvente a nivel técnico y con mucho menos tirón mediático lo que, hablando de sponsors en el mundo del deporte, es de la máxima importancia. Esto es relevante no solo para el fabricante de motocicletas, sino para Dorna, la propietaria del campeonato de MotoGP. En toda negociación, no sólo hemos de tener en cuenta los intereses de las partes directamente involucradas, sino de terceros que pueden influir o verse afectados por los acuerdos alcanzados. La organizadora del campeonato tiene un problema con la situación actual, ya que la falta de competitividad de otras marcas ha convertido las carreras en una “copa Ducati”. Esto puede afectar a la imagen y por ende a la rentabilidad del espectáculo y seguro que Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, desea que Márquez vuelva a su máximo nivel y que Honda recupere el terreno perdido. ¿Qué situación satisfaría mejor los intereses de MotoGP? ¿Que equipo y piloto partan caminos o que cumplan su contrato por una temporada más?

En los próximos días conoceremos la decisión del piloto. Si tuviera que apostar y, apoyándome en lo dicho, diría que el próximo año lo veremos vistiendo los colores de un equipo satélite de Ducati. Márquez tiene un único objetivo, volver a ganar, y para conseguirlo, hoy por hoy la opción con más garantías es estar a los mandos de una moto de color rojo. Por último, habría que hablar también de la posición de Marc para negociar un contrato con Ducati, si la situación es como la describo, ¿Quién tiene más fuerza? ¿Qué condiciones habrá puesto el piloto? ¿Y su nuevo equipo?

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
X (Twitter)